Señal en vivo

Radio Definición FM

Otro sitio más de Red Radios Regionales

Autismo, una realidad: Síndrome de Asperguer

“Autismo, una realidad”, cuenta con el Financiamiento del Fondo de Fomento de Medio de Comunicación Social del Gobierno de Chile y del Consejo Regional, CORE Antofagasta.

Autismo, una realidad: Síndrome de Asperguer

El Síndrome de Asperger fue descrito por primera vez en 1944 por el pediatra austriaco Hans Asperger, a partir de la observación de un grupo de niños caracterizados por ser: niños socialmente extraños, ingenuos, desconectados unos de otros; con una buena gramática y vocabulario extenso; un discurso fluido, pero literal y pedante; con una comunicación no verbal empobrecida; interesados por temas específicos; con una inteligencia promedio o superior, pero con dificultad en aprender tareas convencionales; con una pobre coordinación motriz; y falta de “sentido común”.

Actualmente esta condición ha tomado el nombre del autor que lo describió por primera vez, y se clasifica dentro de los Trastornos Generalizados del Desarrollo.
 
SÍNDROME DE ASPERGER

Se define como un trastorno neurobiológico caracterizado por la presencia de dificultades en las habilidades sociales y en el uso del lenguaje con fines comunicativos; un comportamiento repetitivo y perseverante; y una limitada gama de intereses.

Existen escasos estudios epidemiológicos de este trastorno; pero se estima que es mucho más frecuente que el autismo, alcanzando una prevalencia de 3.6 por 1,000 niños en edad escolar.

El síndrome de Asperger se observa con más frecuencia en niños que niñas, y no se observan diferencias según nivel socioeconómico.

La etiología del Asperger aun se desconoce. Un estudio que incluye 99 familias en las cuales existe un individuo afectado por el Síndrome de Asperger mostró que en el 46% de los casos existía un segundo familiar de primer grado también afectado, lo que sugiere cierta agregación familiar.

¿CÓMO SE REALIZA EL DIAGNÓSTICO?

Los trastornos generalizados del desarrollo son un ‘continuo’. En un extremo, los casos patológicos y más graves, y en el otro, aquellas formas leves entendidas como “rasgos personales”. De hecho, cualquiera de las manifestaciones propias del Síndrome de Asperger pueden aparecer aisladamente en individuos sanos, sin que ello sea causa de alarma.

Para realizar el diagnóstico se han definido ciertos criterios, entre ellos los CIE 10 y DSM IV.

Criterios CIE 10
Niños con lenguaje normal.
Déficit  cualitativo en indicadores de interacción social.
Manifestaciones repetitivas y estereotipadas de intereses y actividades en general.

Fuente: Dra. Alejandra Galdames. Residente Medicina Familiar PUC y la Dra. Pamela Rojas. Médico Familiar PUC.

Relacionados