Señal en vivo

0:00
/

Durante la mañana de este martes, el Poder Judicial informó la condena de una banda criminal que traficó armas de fuego entre 2015 y 2018 desde Estados Unidos hacia Chile.

El Quinto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago fue el encargado de condenar a seis de los miembros que conformaban la red criminal. Según el comunicado del Poder Judicial, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra, el líder de la banda, fue condenado a un total de 22 años y un día de presidio efectivo.

Los delitos cometidos por Mauricio Pavez consideran tráfico reiterado de armas, asociación ilícita en calidad de líder y lavado de activos. Además de cumplir su condena, deberá pagar una multa de 200 UTM ($11.649.600) por lavado de activos.

Iván Esteban Pavez Becerra, hermano de Mauricio, también conformaba la banda criminal. Su condena suma un total de 17 años de presidio. Los delitos también consideran tráfico de armas, lavado de activos y asociación ilícita. Al igual que su hermano, Iván Pavez deberá pagar una multa de 200 UTM.

La mano derecha de Mauricio Pavez, Francisco Javier Contreras Quintanilla, enfrentará distintas condenas que suman un total de 20 años de presidio efectivo. Entre ellas, se encuentran la de autor del delito consumado y reiterado de tráfico de armas, tenencia ilegal de municiones, robo con intimidación y receptación de vehículo motorizado.

El resto de los miembros pertenecientes de la organización criminal suman un total de casi diez años de presidio.

Modus operandi de la banda criminal

Respecto a cómo operaba la banda, el tribunal declaró que "a comienzos del año 2018, Mauricio Osvaldo Pavez Becerra y Fernando Antonio Cabrera Acuña se concertaron para importar e internar a Chile armas de fuego compradas en EE.UU., escondiéndolas en containers, usados para internar vehículos importados por la empresa de Fernando Cabrera Acuña desde EE.UU. a Chile".

Durante la jornada del miércoles, la Policía de Investigaciones (PDI) desbarató al brazo operativo que funcionaba en Chile del "Tren de Aragua", según adelantó Radio BíoBío.

Los integrantes de la banda delictual, una de las más peligrosas de Venezuela y que también opera en otros países, eran acusados de participar en delitos por secuestros con homicidios, tráfico de migrantes, entre otros.

En el operativo realizado por la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado en Quillota, Quilpué, Iquique, Alto Hospicio y Santiago, se detuvo a siete individuos, entre los que destaca el líder de la organización, Carlos González Vaca (33), más conocido como "Estrella".

David Landaeta Garlotti, Carla Pérez Jiménez (pareja del líder), Joel Henríquez Castillo, Jhoblimer Vásquez Santana, Juan Blanco Berroterán, Carlos Mendoza Gómez y Luisa Moreno Rodríguez, esta última acusada de explotación sexual.

 

En prisión preventiva quedaron siete sujetos pertenecientes a la banda delictiva "La banda del Carlitos" que se dedicaban a asaltar a personas, luego de marcarlas a la salida de distintos bancos entre la región del Biobío y Los Lagos.

A los acusados se les culpa de "pinchar" los neumáticos de sus víctimas, para luego distraerlos y quitarles las millonarias sumas de dinero, avaluados en casi $100 millones de pesos en total.

Los integrantes de La banda del Carlitos tienen entre 18 y 30 años y fueron formalizados por robo con intimidación y violencia, por lo que todos quedaron en prisión preventiva.

El Tribunal fijó un plazo de cinco meses para la investigación.

Un proyecto de