Señal en vivo

0:00
/

La Corte Suprema ratificó el fallo que obliga a Cencosud a pagar millonaria indemnización a trabajador despedido “injustificadamente”.

La cuarta sala del máximo tribunal confirmó la sentencia dictada por el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

Todo ocurrió en julio de 2019 cuando la empresa dio aviso al ejecutivo del supermercado que fue desvinculado por “necesidades de la empresa”.

Bajo esa misma línea, acusó que se le descontó el aporte del empleador al Seguro de Cesantía.

A raíz de esto, el fallo de primera instancia señaló que: "No se encuentran acreditados los hechos contendidos en la carta de despido”. No existió ningún medio de prueba respecto a ello.

De esta manera, se confirmó la existencia de despido injustificado. Por esto, la empresa deberá pagar: $25.405.934 pesos por años de servicio, $8.836.592 pesos por devolución del aporte del empleador al Seguro de Cesantía y $16.395.583 pesos proporcional al “Bono de desempeño”. En total, suma $50.638.109 pesos.

Durante este viernes se confirmó la salida de Horst Paulmann Kemna (87) del directorio de Cencosud, compañía que fundó en 1976.

De acuerdo a lo indicado por el Diario Financiero, en el inicio de la junta anual de accionistas, su hija Heike Paulmann, Presidenta de la compañía, señaló que Horst no se iba a presentar a las elecciones del Directorio, de las que había participado desde 1978.

“Es una decisión que se tomó dentro del núcleo, del seno familiar, así que no la vamos a comentar mucho más allá(...) está muy bien de salud, está yendo a los locales y le encanta que lo vayamos a nombrar presidente honorario” dijo Heike.

De esta manera, la directiva quedó compuesta por: Heike Paulmann (Presidenta), Manfred Paulmann, Felipe Larraín, Jorge Pérez, Julio Moura, Carlos Fernández, Ignacio Pérez, Lieneke Schol y Mónica Contreras.

Con su salida del directorio, Horst Paulmann será nombrado Presidente honorario de Cencosud.

El medio La Segunda informó que la compañía SMU (Unimarc) sumó al abogado Felipe Bulnes (quien fue agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia), para enfrentar la demanda realizada por el Sernac por la Colusión de los Pollos, ocurrida entre 2008 y 2011.

Además, desde SMU explicaron ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que la demanda realizada por el Sernac es "imprecisa" y que los parámetros que se utilizarán para calcular las posibles indemnizaciones, son poco claros.

La demanda colectiva realizada por el Sernac contra Walmart (Líder) y SMU (Unimarc) busca compensaciones para quienes se vieron afectados por la colusión, luego de que las empresas “no entregaran una propuesta de compensación que cumpliera con las exigencias emanadas del análisis de un grupo de seis connotados economistas (…), que establecieron un rango para cuantificar el monto del daño provocado a los consumidores”.

En abril del 2020, la Corte Suprema condenó a las cadenas de supermercados Cencosud, Walmart y SMU por coludirse en la venta de pollo fresco, lo que incrementó el monto de las multas a 21 millones de dólares, alrededor del doble de lo que había indicado el fallo emitido por el tribunal.

El Servicio Nacional del Consumidor, sigue con la mirada puesta en las empresas Walmart y SMU, buscando justicia para las personas que fueron afectadas por la colusión de los pollos, entre los años 2008 y 2011, por esta razón presentará una demanda colectiva, para que la justicia dicte la compensación para los consumidores, sobre todo después que Walmart se restara del proceso voluntario compensatorio, apuntando a fallas en el informe del Sernac.

La empresa Walmart, representado por la cadena de supermercado Líder, estuvo dispuesta a entregar una compensación mínima a las personas, bajo un informe propio, siendo insuficiente para el SERNAC. Por su parte, SMU, matriz de Unimarc, no presentó propuestas dentro del plazo establecido.

Recordemos, que en abril del año 2020, la Corte Suprema condenó a las cadenas de supermercado de Cencosud, Walmart y SMU por la colusión en la venta de pollos, con multas que llegaron a los 21 millones de dólares.

Las multas pagadas fueron a beneficio fiscal dictado por el Máximo Tribunal, donde Cencosud tuvo que pagar 8,2 millones de dólares, Walmart 7,9 millones de dólares y SMU 4,9 millones de dólares.

Una insólita situación vivó un cliente de tiendas Paris que compró una camiseta de la marca GetOut. Al abrir el envío revisó la prenda y se encontró con la frase ‘Me tienen atrapado en la fabrica de poleras ayuda’ estampada en la etiqueta.

 

El mensaje se viralizó y causó alarma en los clientes que creyeron que podría tratarse de un caso real de explotación laboral en el país asiático. El usuario de Twitter identificado como Claudio Somorrostro dijo que "la situación es gravísima" y que Cencosud, conglomerado que reúne a Paris, Jumbo e Easy, entre otros, debe ver los "antecedentes y e investigar".

Luego de que se viralizara el tuit y de la preocupación de varios claientes, Streets, dueños de la marca GetOut, aclaró que sólo se trata de una campaña, que no está asociada a Paris, y que pudo mal interpretarse. "No hay nadie atrapado. Entendemos que fue una mala decisión que corregiremos inmediatamente", explicaron en el comunicado y agregaron que hay otras prendas con mensajes diversos. Finalmente, no era más que una "mala broma".

 

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) presentó demandas colectivas contra las multitiendas Falabella y Paris por "múltiples problemas" al realizar compras por internet durante la pandemia.

En detalle, los problemas son por el retraso en la entrega, ventas sin stock, dificultades con la devolución del dinero y de contactabilidad. Falabella sobrepasa los 66 mil reclamos desde marzo a noviembre de este año, la mayoría por demoras en los despachos o productos que nunca llegaron a destino.

Paris lleva más de19.200 reclamos hasta la fecha por retrasos en la entrega. Y existe una medida prejudicial preparatoria en curso por no presentar una propuesta de compensación. Lucas del Villar, director del Sernac, dijo que las empresas deben hacerse cargo sin excusas, y compensara los consumidores por sus incumplimientos.

La Asociación Gremial de Consumidores y Usuarios de Chile (Agrecu) demandó a las cadenas de supermercados Cencosud, Walmart y SMU por la llamada "colusión de los pollos". Y exigió una indemnización de $50 mil por cada habitante del país por daño moral.

Las cadenas de supermercados fueron acusadas de fijar un precio de venta para la carne de pollo fresca, igual o superior a su precio de lista mayorista. Esto ocurrió entre los años 2008 y 2011. Y esta colusión fue pactada con sus proveedores.

Por lo tanto, la Asociación de Consumidores estima que "se ha infringido la integridad de los consumidores al ser burlados en el precio y verse obligado a adquirir productos a precios impuestos por una acción anticompetitiva. Y al no tener una alternativa para reemplazar la carne de pollo estuvieron obligados a comprar el producto por el precio en que se ofrecía".

Un proyecto de