Señal en vivo

0:00
/

Durante 19 horas estuvo el cadáver de Carlos Vera en el piso de la cocina de su casa en Hualpén. En este contexto, la familia del fallecido notificó al hospital más cercano sobre los hechos, en donde le entregaron una declaración jurada que acreditaba lo sucedido.

Momentos más tarde, la familia acudió a una funeraria para que retirara el cuerpo, sin embargo, esta solicitaba el acta de defunción, documento no entregado por el hospital, puesto que no habían visto el cuerpo.

Y es así que después de casi 20 horas los familiares llamaron a la PDI inventando un caso de homicidio para que sacaran el cuerpo de Vera, llamado al que acudió la Policía quienes sacaron al difunto y descartaron la agresión de terceras personas.

Un proyecto de