Señal en vivo

0:00
/

Tras la muerte de la Reina Isabel II, su primogénito y sucesor al trono, Carlos III fue proclamado Rey de Inglaterra. La ceremonia se llevó a cabo en el Palacio de Saint James y hasta el lugar concurrieron cientos de personas.

El evento real se transmitió por primera vez en televisión por la BBC y vista por millones de personas. Se trata de un cambio de monarquía que no se apreciaba hace más de 70 años.

“Dado que Dios todopoderoso se ha complacido en llamar a su misericordia a nuestra fallecida soberana, la Reina Isabel II, de memoria sagrada y gloriosa, la corona de Reino Unido e Irlanda del Norte recae única y legítimamente en el príncipe Carlos”, señaló el secretario del Consejo de Acceso.

“A él reconocemos toda la fe y obediencia con modesto afecto, suplicando al Dios por el que reinan reyes y reinas, que bendiga a su majestad con largos y felices años para reinar sobre nosotros. Que Dios salve al Rey”, mencionó. Palabras que se reiteraron al unísono por los asistentes.

“Al asumir estas responsabilidades, me esforzaré por seguir el ejemplo inspirador que se me ha dado al defender el gobierno constitucional y buscar la paz, la armonía y la prosperidad de los pueblos de estas islas y de los reinos y territorios de la Commonwealth en todo el mundo”, dijo el Rey.

Proclamaciones del Rey Carlos III

Para los próximos días, se celebrará una segunda proclamación en la Royal Exchange de Londres. Para este domingo, habrá proclamaciones en Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Y este sábado, la Cámara de los Comunes, deberá renovar su lealtad con el nuevo rey.

Cabe destacar que este evento es la proclamación del Rey Carlos III, no su coronación. Ello se desarrollará en unos meses más.

Un proyecto de